Perito Caligrafo Grafologo | Cadiz | Sevilla

Juan Carlos Gonzalez Guerrero. Gabiente de Pericia Caligrafica y Grafologica.

Comentarios desactivados en Los rastreadores de impostores

A los expertos caligráficos de la Policía Municipal no se le resiste ningún documento amañado. Adelantan cuáles son los documentos más falsificados

 
«Papá, mamá, si me encontráis tirado no me hagáis nada. Si he hecho esto es porque mi vida ya no tenía sentido […]». Este texto, escrito con bolígrafo azul sobre una hoja a cuadros de cuaderno pequeño, lo analiza con lupa «el mayor experto» de pericia caligráfica de Madrid.

Trata de comprobar en el laboratorio si esta nota de suicidio está escrita por el joven que se ha quitado la vida. Cada trazo, cada curvatura de la letra, absolutamente todo, es milimétricamente estudiado por este agente de la Policía Municipal que trabaja para el departamento de Documentoscopia de la Policía Municipal. En una semana obtiene los resultados: se confirma que es la misma persona.

 

Miles de documentos al año

Este servicio de documentación forense, coordinado desde la Subinspección Central de la Policía Judicial de Madrid (calle Plomo, 14) que dirige el subinspector Pablo Enrique Rodríguez, investiga miles de documentos al año por requerimiento judicial o a petición de los patrullas.

Incluso agentes de la Policía Nacional acuden a diario a su laboratorio para que les analicen documentos sospechosos. Y es que este departamento y los 18 peritos que en él trabajan son una unidad de referencia dada su eficacia y por elaborar informes para órganos jurisdiccionales en tiempo récord: quince días, mientras otros Cuerpos tardan hasta nueve meses.

Su misión consiste en analizar, peritar, controlar e investigar todo tipo de documentación susceptible de ser falsa. Su amplia formación, adquirida del Instituto Armado, hace que poco o nada se les resista a estos policías judiciales. Su estudio es exclusivamente caligráfico, no psicológico.

 

Las falsificaciones que más detectan

Las falsificaciones que más se están dando en Madrid en estos momentos, según informan, son los cheques de viaje o «travel check», que sirve para canjearse por dinero en otro país o utilizarse como medio de pago. Proceden en su mayoría de Lituania, Rumanía y Rusia y los emplean bandas organizadas del Este y de Nigeria para blanquear dinero procedente del tráfico de drogas y de la prostitución.
«Se hacen pasar por alguien y cobran pequeñas cantidades —de 500 a 1.500 euros— en distintos bancos, pero muy repetidas veces, así que al final suman un buen montante. Son de alta calidad y es difícil detectarlos», explican.

Otro de los documentos amañados que más se están encontrando son las tarjetas de estacionamiento y de minusválidos para aparcar de forma gratuita en la capital. También están en el «top» plagios los permisos internacionales de conducción, algo que puede costar al solicitante entre 400 y 1.500 euros.

 

Lo que más trabajo les da

Sin duda, apuntan, lo que más trabajo y problemas les da en cuanto a dedicación de tiempo por su complicidad es la pericia caligráfica. Para estos profesionales, lo más enrevesado es analizar recetas médicas fraudulentas que previamente se han robado, pero también escritos de amenazas,falsedad de testimonios y estafas inmobiliarias.

Algunos de estos procesos les llevan hasta un año investigarlos. «Hay gente que para cobrar herencias imita la firma del familiar fallecido», indican. Como ejemplo, muestran un informe de más de cien páginas donde se amplían y fragmentan las rúbricas originales y la presunta copia en distintas páginas.

 

Pasaportes y dni, los más analizados

El análisis de pasaportes y documentos de identidad falsos son su pan de cada día. «Encontramos muchos carnés de colombianos y mexicanos con otra nacionalidad, sobre todo costarricense. Algunos lo hacen para ejercer como sicarios y otros para blanqueo de dinero», informan. Es común toparse con brasileños que poseen un carné falso de portugués. «Los hay que también se hacen pasar por policías».

Generalmente, estos agentes de elite realizan casi todo el trabajo en el laboratorio, donde disponen de instrumental técnico de diversa índole, fundamentalmente un videoespectro comparador de imágenes, una lupa binocular o triocular y una mesa con diferentes luces para estudiar el trazado y la profundidad de la caligrafía. Pero también ejercen su labor en la calle, donde acuden con un maletín forense ante cualquier aviso.

Para comprobar la veracidad o falsificación de los pasaportes y documentos, el servicio de Documentoscopia de la Policía Municipal cuenta con una base de más de 2.000 especímenes de diferentes países. Las embajadas y los consulados de China, Camerún, Nigeria y Costa de Marfil no colaboran a la hora de suministrar muestras para contrastar, revelan.

Fuente de la noticia: ABC.es

Documentoscopia

Comments are closed.